Las Portadas

Accuratissima Anglia Scotiae et Hibernia tabula de Carolus Allard, 1690 conservada en la Koninklijke Bibliotheek de La Haya.

Este mapa de las Islas Británicas fue elaborado en los Países Bajos, en los estados de Holanda y Westvriesland, aproximadamente en 1690 por Carolus Allard. El mapa lleva el título de Accuratissima Anglia Scotiae et Hibernia tabula y, además de la representación del territorio muestra dos cartuchos ricamente decorados en ambas esquinas superiores. El de la izquierda muestra el globo terráqueo iluminado por el Sol y sostenido por cuatro personajes que representan las razas de los continentes, estos flotan sobre el mar montados en un unicornio, un cocodrilo y una tortuga, y el orbe está rodeado con los escudos de Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda. A la derecha figuran los retratos de Guillermo III de Inglaterra y su esposa María Estuardo sobre una escena protagonizada por Neptuno. En la parte baja de la ilustración hay una batalla naval dibujada en el Canal de la Mancha. Mide 50.5 por 58.5 centímetros y se conserva en la Koninklijke Bibliotheek, la Biblioteca Real Neerlandesa de La Haya.


El mapa Gallaecia Regnum fue elaborado por Hernando de Ojea en el año 1603 y fue incluido en el Novus Atlas de Willem Janzoon Blaeu, una actualización publicada en 1665 del gran compendio cartográfico Theatrum Orbis Terrarum de Abraham Ortelius, que contenía 594 mapas repartidos en once volúmenes. Neptuno, saliendo del mar, sostiene sobre sus hombros el título del mapa y el nombre del cartógrafo, con la leyenda Ord. Praed. Et postmodum multis in locis emendata et aucta. (Ampliada y modificada con muchos lugares). En La Coruña se puede apreciar el detalle de la Torre de Hércules

      La portada de Tierras del Islam está ilustrada con el Kitab Nuzhat al mushtaq fi ikthiraq al afaq significa "el paseo del deseoso en cruzar los confines del mundo". Es el titulo completo del Al Kitab al Rujari o Libro de Roger compuesto en el año 1154 por el geógrafo andalusí, nacido en Ceuta, Abu Abdallah Muhammad al Sharif al Idrisi, donde se encuentra la cartografía conocida como Tabula Rogeriana. Fue encargada en Palermo en 1138 por Roger II de Hauteville, rey normando de Sicilia. El libro contiene mapas de las regiones del mundo conocido, entre ellas un grupo de islas a poniente de África que nombra como Al Khalidat, posiblemente las islas Canarias, situándolas el mar que los geógrafos árabes denominaban Mar de las Sombras, el Océano Atlántico. Lo primero que llama la atención es que el mapa se presenta inverso, es decir, con el sur en la parte superior, una realización que parece común en la cartografía árabe medieval, tal como se presenta en el Kitab Grara'ib al funun wa mulah al uyun (Libro de las curiosidades de las ciencias y maravillas para los ojos) compuesto en Egipto a principios del siglo XI. Dos copias del Libro de Roger se encuentran en la Bibliothèque Nationale de France, en París, otra, transcrita en El Cairo en 1553, en la Bodleian Library de Oxford (donde también se conserva el Kitab Grara'ib) y, la más completa de todas, la cual incluye los setenta capítulos y la cartografía, se halla en Estambul.


   En el segundo, En Baleares, se utiliza la edición francesa del 1607 del atlas Nieuwe Beschryvinghe ende caertboeck van den Mitlandsche Zee del mapa de Willem Barentsz de 1595. Este se titulaba Description des Costes Marines de Valence et Catalogne des le Cap de S. Martin jusques a Cap de Dragonis. Barentsz dio nombre al mar que, sobre el círculo polar ártico, baña el norte de Escandinavia entre las islas de Nueva Zembla y Svalbard. Barentsz cartografió el Mediterráneo sobre diez cartas.  


      Las portadas están ilustradas con mapas antiguos de las zonas tratadas así en las Escapadas Literarias se muestra parte del Atlas Catalán elaborado por la familia Cresques en Mallorca, es el Mapamundi, a saber imatge del món i de les regions que hi ha en la Terra i dels diferents pobles que l'habiten o Atlas Catalán de 1375, actualmente conservado en la Bibliothèque Nationale de France en París. El Atlas fue un encargo del rey Pedro IV para obsequiar al futuro rey de Francia Carlos VI. El Atlas Catalán unifica los estilos de la cartografía cristiana medieval y de los portulanos. Fue el primer mapa en incorporar una rosa de los vientos y estaba pensado para ser consultado sobre una mesa, por esa razón textos e ilustraciones están orientados hacia el borde más cercano. Entre los numerosos detalles que figuran, y entre los que representan rutas comerciales, se pueden ver las caravanas que atravesaban el desierto del Sahara o al mismo Marco Polo en el viaje de regreso desde China a través de la ruta de la seda.